Carta a mi madre

Dos meses

Yo con dos meses de vida

Querida mamá: quiero darte las gracias porque quisiste que yo viera las maravillas de este gran regalo de Dios que llamamos Tierra. Papá y tú os pusisteis de acuerdo con Dios para que existiera y entre los tres me regalasteis el ser.

Cuando me miro veo que tengo parte de Dios, de ti y de mi padre. Siempre supiste que yo era un ser independiente de tu cuerpo, sobre el que no tenías derechos. pero si deberes:  “Amar =  dar vida”. También sabías que mi padre tenía los mismos deberes que tú, por eso le permitiste participar en todo lo referente a mi. Tuve y tengo muchísima suerte naciendo de ti porque jamás pensaste en abortarme y porque siempre me aceptaste y aceptaste los planes de Dios para mi.

Me lleno de tristeza cuando me pongo en el sitio de las niñas y niños abortados y sin nombre. Al elevar mi oración a Dios por ellos,  recuerdo la lectura del Evangelio contigo  desde que era muy pequeña y escucho a Jesús Misericordioso diciendo: “No temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; temed más bien a aquel que puede llevar a la perdición alma y cuerpo”. Ahora sé que mi oración tiene que ser  por todos aquellos que, teniendo el poder de ayudar, se convierten en lobos con piel de cordero  ayudando a la destrucción en el seno materno de los cuerpos.

Como ahora ya estás en presencia del Señor pídele para que nos ayude a parar tantos crímenes y sangre derramada en nombre del progreso de la humanidad, pídele que nos ayude a ver detrás de todo esto al gran padre de la mentira: Satanás.

 

Esta entrada fue publicada en Vida. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Carta a mi madre

  1. Maria luisa dijo:

    El "SI" a la vida debe ser nuestro compromiso con los planes de Dios.Desenmascarar a los lobos con piel de cordero:nuestra misión.Unámonos de hecho y de palabra con todos los grupos e instituciones que trabajan por salvar la vida de los no nacidos.Es una batalla y hay que ponerse al frente:El bien cuando es buscado ,siempre triunfa sobre las fuerzas del mal.He leído que la ministra Aído , dice que un feto de 12 semanas tiene vida pero no es humano ¿Qué hace el pueblo que escucha semejante argumento falso y engañoso? Ha llegado la hora que el cristiano haga escuchar su voz en defensa de la vida. Muy buena entrada Maribel, desde aquí también se trabaja . Besos y abrazos :María Luisa

  2. Jorge dijo:

    El derecho a la vida es lo primero. ¿De qué nos sirve hablar de solidaridad, compasión, pobres, misericordia… si no permitimos que puedan nacer todos los niños? ¿Quién tiene piedad del no nacido? Cualquier persona de bien tiene que entender que desde el momento mismo de la concepción hay vida y que esa vida hay que defenderla. Un abrazo y muchas gracias por esta entrada.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s