Dios te ama

Dios te ama, ¿por qué temes?

Dios te ama ¿por qué te preocupas?

Dios te ama ¿por qué no saltas de gozo y de alegría en Dios?

Dios te ama ¿por qué te entretienes con baratijas?

Dios te ama ¿por qué no respondes con la misma moneda?

Dios te ama ¿por qué no dejas a ese Amor ser creativo en tu vida?

Dios te ama y te mira siempre ¿por qué no experimentas y sientes en tu vida sus manos protectoras?

Dios te ama, fíjate en como crecen las plantas hacia la luz.

Dios te ama, contágiate de Amor.

Dios te ama como nadie te amará jamás.

Dios te ama, sé fuerte en su Amor.

Dios te ama, sé valiente en su Amor.

Dios te ama, ten esperanza en su Amor.

Dios te ama, la soledad no existe para ti porque Él no te abandona.

Dios te ama, no te entretengas en cosas que desaparecen.

Dios te ama, ¿pensaste en que le debes la vida?

Dios te ama, ¿pensaste en que le debes sus dones?

Dios te ama y gratis te da la inteligencia, la memoria, la simpatía, la voz, la vista, la salud, el sosiego, la creatividad, la bondad…Si gratis lo recibes, gratis lo debes dar, no te apropies de ellos como si fueran tu cosecha.

Dios te ama, hoy y siempre sujétate a su mano.

Dios te ama, amén.

 

Esta entrada fue publicada en Vida. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Dios te ama

  1. Blanca dijo:

    Dios te ama, hoy y siempre sujétate a su mano….
    Gracias, amiga por esta preciosa entrada… ¿Por qué hemos de temer, si estamos en sus manos?…
    Un abrazo
    http://corrientita.99k.org/

  2. Betsi dijo:

    CARTA DE JESÚS

    Aunque no me ves y casi siempre me callo, quiero decirte que sé todo sobre ti. Sé de tus noches a solas. Conozco tus cansancios, cuando no puedes más. ¿Sabes lo que quiero decirte? Que te conozco y te amo. Que nunca te he abandonado y que me acerco a ti para llenar tu vida de alegría y esperanza.

    ¿Sabes? Muchas veces, me acerco a ti de puntillas para no despertarte de tus asuntos cotidianos y estampo dos besos grandes en tus mejillas. Quizás no te des cuenta de que soy yo, pero sientes una alegría inesperada al ver una flor, al encontrarte con un amigo o ante la dulce mirada de tu madre, de tu esposa o ante la bella sonrisa de un pequeño niño.

    Yo sé que, a veces, te lamentas de mí. Crees que no te quiero o que no me preocupo de tus cosas. A veces, has llorado, esperando respuestas y el cielo parecía cerrado para ti. Pero yo escuchaba tu oración y esperaba el tiempo oportuno para hacerte sentir mi presencia. Por eso, te digo que no temas. Yo siempre estoy a tu lado, porque te amo. Y te digo:

    – Cuando estés sin fuerza para seguir luchando, piensa en Mí.
    – Cuando el dolor te haga sufrir, piensa en Mí.
    – Cuando todo te salga mal, piensa en Mí.

    Piensa en Mí en todo momento. Yo no soy indiferente a lo que te pasa. Tus problemas y tus sufrimientos los llevo en lo más profundo de mi corazón… Por eso, cuando parezca que ya no hay salida, que todo está oscuro, que ya no hay esperanza… Piensa en Mí. Confía en Mí y déjame actuar, aunque no entiendas nada. Déjame llevarte de la mano y llenar tu vida de mi amor. Quiero hacer de tu vida una bella obra de amor. Quiero que estés satisfecho de tu vida, porque te he creado para algo grande y hermoso: para amar y hacer felices a los demás. Cuento contigo y espero mucho de ti. Y ya sabes que estoy siempre a tu lado para ayudarte.

    Un abrazo.
    Jesús.

  3. Ana dijo:

    Hola Maribel. Soy Ana azul, quizás te acuerdes de mí. Me uno a tu blog y espero que así hagas lo mismo con el mío. Un abrazo.
    Ana

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s