Providencia de Dios

 

De todas las opciones que se nos presentan en la vida para ser hay una que es la más privilegiada de todas: ser Providencia de Dios para los demás. Con ella tenemos asegurada la salvación según la promesa de Jesús (Mt 25; 35-40).

Si soy Providencia de Dios estoy cumpliendo su voluntad en cada instante y soy amor como imagen del Señor.

Colócate en el Corazón de Dios, observa lo que ves e imítalo, entonces la salvación llegará a tu casa.

Esta entrada fue publicada en Amor, Dios, Vida. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Providencia de Dios

  1. Blanca dijo:

    “Colócate en el Corazón de Dios,”
    Amigo que nunca falla.
    Un abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  2. Jorge dijo:

    Ser Dios para los otros, llevar el amor de Dios al corazón del hermano. Nada menos.

  3. Betsi dijo:

    No se puede conocer a Dios sin acoger al débil y al pobre. Quien los acoge y vive su vida en función de ellos, aunque camine en la oscuridad respecto a Dios, está viviendo en el amor del Padre. Lo está conociendo aunque no lo sepa.

    Maribel que Dios bendiga todos los días de tu vida !!
    Con cariño,
    Betsi.

Responder a Blanca Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s