Quinto misterio glorioso

«Apareció en el cielo un signo sorprendente: una Mujer, vestida de sol, con la luna bajo sus pies y coronada de doce estrellas». (Ap 12,1)

María, luz para el mundo, mujer perfecta que dio a luz a la Luz del mundo, protege a tus hijos que bajo tu amparo se refugian, enséñales a vivir como tú lo hiciste: Esclava de Dios y Reina de todo lo creado. Amén

Esta entrada fue publicada en María y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s