La escalera

escalera-mujer

Alma, pide al Padre la gracia de la oración continua y empieza a subir:

Primer escalón: reza. Repite oraciones aprendidas de memoria.

Segundo escalón: Cuando rezando notes que repites más lentamente alguna parte de la oración  o incluso dejas de hablar sube al segundo escalón y déjate quieta.

Tercer escalón: Mantén el estado de quietud todo lo que puedas. Si aparecen las tentaciones de distracción, repite la frase que te llevó en el escalón anterior hasta aquí

Esta entrada fue publicada en Abandono, Oración, Vida y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s