Corazón de Jesús

Corazón de Jesús, Dios encarnado

Corazón de Jesús, fuente de Vida.

Corazón de Jesús, amor verdadero

Corazón de Jesús, paraiso para todos

Corazón de Jesús, que acompañas siempre

Corazón de Jesús, experiencia viva de fe.

Corazón de Jesús, amante eterno

Corazón de Jesús, que siempre me buscas

Corazón de Jesús, traspasado de Amor por mi.

Corazón de Jesús, entrega de Dios a nosotros.

Corazón de Jesús, salud de la humanidad

Publicado en Amor | Etiquetado , | Deja un comentario

María, Madre de Dios

Clic en la imagen

Publicado en María | Etiquetado | 1 Comentario

Felz cumpleaños

Clic en la imagen

Gracias Padre por el nacimiento de María entre nosotros. Gracias por su ser y por su hacer. Gracias por dárnosla como Madre y Maestra. Gracias por llenarla de amor generoso y de entrega. Gracias porque en Ella se cumplen tus  promesas. Gracias porque de Ella nació Jesús. Gracias por hacerla Madre de la Iglesia. Gracias por llenarla del Espíritu Santo.

Señor, concédeme la gracia de parecerme cada vez más a María. Amén

 

Publicado en María | Etiquetado , , | Deja un comentario

Quinto misterio glorioso

«Apareció en el cielo un signo sorprendente: una Mujer, vestida de sol, con la luna bajo sus pies y coronada de doce estrellas». (Ap 12,1)

María, luz para el mundo, mujer perfecta que dio a luz a la Luz del mundo, protege a tus hijos que bajo tu amparo se refugian, enséñales a vivir como tú lo hiciste: Esclava de Dios y Reina de todo lo creado. Amén

Publicado en María | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Ásunta al cielo

¡Aleluya! Una hija de nuestra raza es llevada hoy al cielo. ¡Aleluya!

María fue elevada al cielo en cuerpo y alma:  en Dios también hay lugar para el cuerpo.

María fue elevada en cuerpo y alma a la gloria del cielo, y con Dios es reina del cielo y de la tierra. ¿Acaso así está alejada de nosotros? Al contrario. Precisamente al estar con Dios y en Dios, está muy cerca de cada uno de nosotros. Cuando estaba en la tierra, sólo podía estar cerca de algunas personas. Al estar en Dios, que está cerca de nosotros, más aún, que está «dentro» de todos nosotros, María participa de esta cercanía de Dios. Al estar en Dios y con Dios, María está cerca de cada uno de nosotros, conoce nuestro corazón, puede escuchar nuestras oraciones, puede ayudarnos con su bondad materna. Nos ha sido dada como «madre» -así lo dijo el Señor-, a la que podemos dirigirnos en cada momento. Ella nos escucha siempre, siempre está cerca de nosotros; y, siendo Madre del Hijo, participa del poder del Hijo, de su bondad. Podemos poner siempre toda nuestra vida en manos de esta Madre, que siempre está cerca de cada uno de nosotros. En este día de fiesta demos gracias al Señor por el don de esta Madre y pidamos a María que nos ayude a encontrar el buen camino cada día. Amén.

DE LA HOMILÍA DEL PAPA BENEDICTO XVI EN EL AÑO 2005 PARA LA SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN

Publicado en María | Etiquetado , | Deja un comentario