Don

¿Te ves como un don de Dios para el mundo? Esto es lo que eres y si no te realizas como don  fracasará tu vida. Sólo se llega a la plenitud humana cumpliendo la voluntad del Padre y esta es para todos igual: “Sed don de Dios”.

Jesús y María nos enseñan como llevar a cabo este mandato. Sus vidas son dones para todos los que existen.

¿Buscas la felicidad? pues sé don de Dios. ¿Buscas la riqueza? sé don de Dios. ¿buscas amigos? sé don de Dios…Todas las búsquedas son infructuosas si no buscas como ser don. Esta es nuestra vocación, nuestra llamada en la vida.

Esta entrada fue publicada en Meditación, Santidad, Vida. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Don

  1. Blanca dijo:

    ¡¡¡BUEN PROGRAMA!!!…

    “¿Buscas la felicidad? pues sé don de Dios. ¿Buscas la riqueza? sé don de Dios. ¿buscas amigos? sé don de Dios…Todas las búsquedas son infructuosas si no buscas como ser don. Esta es nuestra vocación, nuestra llamada en la vida.”

    Un abrazo

  2. Maria Luisa dijo:

    A veces podemos convivir con el don de Dios y no ser conscientes de que lo tenemos a nuestro lado y no ser conscientes de que Dios está junto a nosotros. Podemos estar conviviendo con el don de Dios y no reconocerlo. ¡Reconozcamos que el mismo Cristo es el don de Dios, el que se nos da en la Eucaristía y quiere que lo llevemos a quiénes no lo conocen! ¿Tienes a Jesús en tu vida?…..Entonces eres don de Dios.
    Mis cariños para tí querida Maribel:M.Luisa

  3. Ser don de Dios… que bonita entrada, dejar a Jesús que El sea el verdadero Don que se nos da y al mismo tiempo, nosotros podemos darlo.
    Que la Virgen nos acompañe y como Ella sepamos dar a Jesús.
    Un abrazo Maribel y Dios te bendiga.

  4. Ana Azul dijo:

    Yo quiero tener ese don, poder llevarlo siempre conmigo. Saludos
    Ana

  5. charito61 dijo:

    ay ese don, quiero tenerlo a mi lado. perdona si no vine antes amiga, pero fallecio mi suegra y estado de entierro. Dios te bendiga y muchos besos

  6. Betsi dijo:

    Los actos realizados bajo la influencia de los dones son los más humanos, los más libres, los más personales, y, a la vez, los más divinos, los más meritorios. La iniciativa es de Dios; pero el cristiano, por su parte, tiene que consentir libremente a la acción divina.

    Maribel, abrazos y bendiciones !!
    Betsi.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s