Dios a un alma

Ven por la senda del Amor y no te pares porque si te paras pierdes el tiempo. Todo está escrito si tú dices sí, no te arrepentirás jamás de este compromiso. Camina erguida hasta la Luz de la Vida, porque cuando pases a la otra orilla te estaré esperando. Nada temas porque Yo voy contigo salvándote desde siempre.                                                         

Mírame en la cruz, ¿cómo desconfías de alguien como Yo que te ama tanto? Cuando sufras, cuando caigas, cuando el miedo te invada acude a la cruz y ponte a su sombra, entonces todo cambiará y oirás las Palabras de Jesús: “Todo el que tenga sed que venga a Mí y beba”.                                                        

Dime sí y Yo te salvaré. Dime sí y Yo te acompañaré siempre. Dime sí y la soledad huirá de ti. Dime sí y la alegría invadirá tu vida. Dime sí y moverás todas las montañas que te impiden avanzar a Mí. 

Hija querida, que hermoso es vivir contigo.

Esta entrada fue publicada en Estilo de vida, experiencia cristiana, Santidad, Vida. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Dios a un alma

  1. “Yo voy contigo salvándote desde siempre”.

    Si, Señor, “Solo Tú tienes palabras de vida eterna”…
    Gracias, Señor, por tu amor y tu Redención.

    Maribel, que el Señor te bendiga.

  2. Blanca dijo:

    Protégeme Dios mío que me refugio en Ti. Tu amor es mi fortaleza y meda esperanzas en los momentos de adversidad.
    Un abrazo Maribel
    http://www.isladesentimientos.es/

  3. Jorge dijo:

    Si. Siempre sí. Incondicionalmente sí.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s