Nuestro precio

Alegoría franciscana a la Sangre de Cristo. Museo Catedralíceo de Málaga

Tú vales mucho, tú vales la Sangre de Cristo. No pienses que no vales nada, eso es una tentación del maligno; deséchala y arrójala fuera de tí con la oración y súplica al Padre.

Todos tienen ese precio, el más alto; por eso respeta siempre su dignidad y recuerda lo que Jesús pagó por cada uno; entonces te será más fácil perdonar y olvidar para parecerte más a Dios hasta ser como un espejo que lo refleje en el mundo. 

Esta entrada fue publicada en Amor, Dios, experiencia cristiana, Oración, Santidad, Vida y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Nuestro precio

  1. ¡Gracias! Jesús, por tu Sangre preciosa derramada por nosotros.
    Haz que sepamos reflejar tu imagen de amor, paz, misericordia.
    Un abrazo.

  2. Blanca dijo:

    ¡Gracias! Jesús, por tu Sangre preciosa derramada por nosotros.
    Haz que sepamos reflejar tu imagen de amor, paz, misericordia.
    Un abrazo

Responder a Sor Purísima Cancelar la respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s