Súplica

el_rbol_de_la_vida

¡Oh Dios! no dejes que me aferre tanto a la vida en la tierra porque estoy de paso en ella. Ayúdame a desprenderme de las cargas que me apartan de Ti para que, cuando mi cuerpo regrese a la tierra, mi alma libre y veloz vaya al cielo.

 

Esta entrada fue publicada en Abandono, Dios, Oración, Vida y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Súplica

  1. Betsi dijo:

    Los hombres de hoy no somos más felices porque no terminamos de confiar en las promesas de Dios. Y al no hacerlo, tampoco nos esforzamos por adelantar su cumplimiento en nosotros. No nos hacemos ningún favor así. Nuestra plenitud, sin duda, será en aquella eternidad feliz que nos asegura nuestro Dios. Pero la vamos construyendo y consolidando cada día, hoy y aquí. No podemos dejar de hacerlo para que sea una realidad resplandeciente en nuestro futuro de eternidad feliz junto a Dios.

    Que Dios ilumine tu andar por la vida!
    Con afecto,
    Betsi.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s